¿Quiénes somos?

COLECTIVO DIAFRAGMA se presenta como una asociación de miradas, de aproximaciones personales, conceptuales y artísticas al hecho fotográfico: situaciones, paisajes, calles, personas, objetos... captados bajo una luz, una atmósfera, surgidas en la cercanía o en el exotismo de la realidad. Un colectivo que nace libre y sin perjuicio de escuela, de reglas o de oficio, sólo con el deseo de crear, de compartir el disfrute de la fotografía, de desarrollar proyectos, tanto colectivos como individuales, y acaso de no dejar indiferente a quien mira.

Al tándem BiFocal Estudio, formado por Álvaro Padilla y Luis Merino, se le unió en octubre de 2010 Óscar Cárdenas para formar este Colectivo, cuyo punto de partida es el trabajo común "Caleta" que vió la luz en marzo de 2011.

En octubre de 2012 se unen al Colectivo Diafragma Ana Rodríguez del Castillo, Marcos R Revidiego y Fernando Aragón y en abril de 2013 Rafa Ramírez Escoto que aportarán, sin duda, otras miradas.

8 ene. 2011

Exposición en Bar Quilla

Título de la Exposición: Caleta.
Obras: 32 fotografías.
Lugar: Bar Quilla (Playa de La Caleta, Cádiz). http://www.quilla.es/
Fecha: Marzo de 2011.
Horario: Todos los días excepto los lunes no festivos por descanso.

No es fácil mirar lo cotidiano con ojos de misterio, entrever las fisuras por las que lo anodino se abre a lo extraño, a lo no visto. Eso es lo que se siente ante las fotos de Caleta, el don del extrañamiento, que es esencia del arte. Una arena convertida en paisaje lunar, el expectante salto de la juventud hermosa hacia un vacío que es incógnita, el rodaje de la vida, el cielo hecho llama sobre un paseo oscuro no por más reconocible menos estremecedor; geometrías singulares, barcas coloreadas, barca en medio de un océano que es rojo y que es de piedra; los pies de un caletero milenario captados en su asimetría genial, oquedades, escaleras a lo desconocido; cuerda suspendida marcando el umbral hacia no sabemos qué; una niña sin rostro arrancada de un sueño donde tal vez había una gaviota, un dibujo en la arena, el borde blanco y espumoso de un mar gris. El mar, siempre el mar.


Para Fernando Quiñones La Caleta era un lugar extraordinario donde, como en el Aleph de Borges, están contenidos todos los lugares del orbe, todos los tiempos, todo lo que fue y podrá ser; de alguna manera estas fotos nos arriman a esa certidumbre, ofreciéndonos una nueva mirada de esta emblemática playa gaditana y de sus gentes, una mirada atemporal hecha con la urdimbre de lo fugaz.



Nieves Vázquez Recio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario